Cómo escribir Copy

El proceso para escribir copy que funcione

Escribir copy efectivo es un arte que lleva tiempo dominar.

Si quieres dedicarte a esto necesitarás muchas horas de estudio y práctica.

Es una profesión muy reconfortante y muy difícil al mismo tiempo.

Es reconfortante porque se trata de un proceso creativo, tras el cual puedes ver resultados palpables.

Es difícil porque, como todo proceso creativo, conlleva muchas horas de perfeccionamiento y muchas dudas sobre tus propias capacidades.

Si es lo que quieres, a por ello. Ponte a estudiar y trabaja todo lo que puedas.

Si en tu caso lo que quieres es poder escribir los textos de venta para tu negocio y crees que puedes hacerlo sin tener que contratar a un copywriter profesional, también es posible.

Pero no pienses que es cuestión de unas horas y ya.

Tendrás que invertir mucho tiempo (y dinero en libros y cursos) para dominar una técnica que lleva muchas horas de práctica y estudio.

En este post voy a introducir las claves del proceso básico para escribir copy que funcione.

Y voy a serte brutalmente sincera.

Con solo leer este post no vas a conseguir escribir unos textos de venta para tu negocio que sean la caña de España, pero sí que te situará en el principio del camino para conseguirlo.

¿Cómo sabremos si el copy que hemos escrito funciona?

Cuando cumple con las expectativas que nos hemos fijado.

Copywriting Internacional

Lo primero. Ponte un objetivo

¿Quieres que más gente te contacte a través de tu página web?

¿Deseas convertirte en un referente en las redes sociales y que te siga muchísima gente?

¿Quieres vender tu infoproducto en modo automático?

Para que tu texto de venta tenga más posibilidades de ser efectivo lo primero que tienes que hacer es fijarte un único objetivo.

De esta manera te concentrarás en una sola cosa y con ello tu mensaje será más convincente.

Cierto, casi siempre el objetivo final será conseguir que más gente compre tu producto o tus servicios (o los de tu cliente si eres copywriter).

Y a ese gran objetivo final se puede llegar por varios caminos.

Antes de sentarte a escribir piensa cuál es el camino que estás tomando.

Tu texto pretende atraer más suscriptores a tu lista, o que compren directamente o conseguir más seguidores en las redes.

Decide tu objetivo de antemano.

Investigación del buyer persona

Es muy difícil tratar de convencer a alguien de que te siga/se suscriba/te compre, si no le conoces.

Tienes que saber con quien estás hablando primero para saber qué clase de mensaje tienes que transmitir.

Muchas personas me escriben para decirme lo difícil que les resulta crear el perfil de su cliente ideal (buyer persona).

Tienen una ligera ideal de quién puede ser esta persona pero no logran tener una idea muy clara.

Si es tu caso no desesperes, todo llega con trabajo duro.

Investiga a quien está dirigido ese producto o servicio y vete ahí fuera a observar y a preguntar.

Lee con atención comentarios y reseñas de otros productos o servicios similares para saber qué es lo que los clientes quieren.

Habla con tus propios clientes y pregúntales todas las dudas que te surjan.

Es increíble lo dispuestas que están muchas personas a dar su opinión cuando se la pides.

Al final de esta investigación deberías tener una mejor idea de qué es lo que preocupa a tu cliente ideal, qué es lo que desea más que nada, qué tipo de lenguaje utiliza, qué objeciones tiene a la hora de comprar.

Lectura recomendada Cómo crear el perfil de tu buyer persona con ejemplos

Investigación de la competencia

No es cuestión de copiar o cotillear, es cuestión de encontrar aquello que te diferencia.

En un mundo lleno de marcas que luchan por llamar la atención del público, tienes que buscar aquello que te hace diferente.

La realidad es que los productos o servicios que triunfan son aquellos que tienen una marca definida y atractiva.

Esta idea de marca o branding, que está tan de moda, puede ser un concepto algo difuso.

¿Qué es una marca?

La definición tradicional de la Real Academia de la Lengua dice: “Señal que se hace o se pone en alguien o algo, para distinguirlos, o para denotar calidad o pertenencia”.

Sin embargo el concepto de marca en publicidad va mucho más allá.

Una marca puede hasta tener un gran impacto en la historia, mira el ejemplo de Apple.

Antes de crear el iPod Apple era simplemente una marca de ordenadores caros.

Pero con el iPod y el iPhone (y un magistral trabajo de marca) han conseguido llegar al pódium.

Su moto siempre fue Think Different.

Piensa diferente, con esa frase tan simple conquistaron a un público que quería diferenciarse de los demás.

Así que estudia a tu competencia y encuentra lo que te hace diferente y mejor a ojos de tu audiencia.

Lectura recomendada Encuentra tu Propuesta Única de Ventas

Copywriter Inglés

Estudio exhaustivo del producto

Para conocer qué es lo que hace diferente a tu producto o servicio tienes que estudiarlo desde todos los ángulos.

A veces dos productos pueden parecer idénticos pero cuando los analizas a fondo siempre puedes encontrar una diferencia y convertirla en ventaja.

Depende de ti encontrarla y amplificarla.

Tu objetivo es resaltar aquello que puede ser definitivo en la decisión de compra de tu cliente objetivo.

Puede ser la manera en que lo produces, o dónde lo produces, o si se trata de un servicio, la manera en que lo haces y por qué tú eres la persona indicada.

¿Cuántos estudios de Yoga hay?

Miles.

Pero Winter Garden Yoga afirma que ellos son diferentes.

De esta manera:

“Winter Garden Yoga es diferente.

Si eres como la mayoría de la gente, habrás oído que practicar yoga es muy beneficioso. Pero el miedo te impide intentarlo. Nunca has hecho yoga y crees que no es lo tuyo porque no eres flexible.

¡Tenemos buenas noticias!  Nuestro estudio es diferente.

En Winter Garden Yoga, tenemos una filosofía: “Es lo bien que te mueves, no hasta dónde llegues estirándote”.

Este estudio de yoga sabe que una de las objeciones de su cliente objetivo es creer que nunca podrá practicar yoga porque no es un chicle.

Por eso ellos despejan esa objeción afirmando que no es importante ser flexible y que su estudio es diferente porque tienen otra filosofía.

En realidad todos los que practicamos yoga desde hace años sabemos que ser flexible no es lo más importante.

Pero este estudio hace muy bien expresando ese miedo con palabras cercanas y convenciendo a las personas que no han hecho nunca yoga (su cliente objetivo) de que no es un problema.

El copywriting tiene que despejar todas las objeciones que aparecen en la mente del lector.

Una sola duda puede hacer que el posible cliente se dé la vuelta y se marche.

Lee otras cosas que no tienen nada que ver para conectar ideas

Una vez que hayas hecho la investigación a fondo de tu objetivo principal, tu cliente ideal, tu producto o servicio y tengas una idea clara del tono que quieres dar a tu marca, ponte a hacer otra cosa.

Lee copy de otros negocios que no tengan nada que ver con lo que tú haces.

Escucha podcasts de temas que te interesen.

Lee novelas o libros de autoayuda o lo que sea que te ponga y deja que tu cerebro conecte ideas.

De eso se trata.

Los copywriters no inventamos la rueda cuando escribimos un texto de venta.

Sabemos que tiene que ser original para destacar y no aburrir, pero somos conscientes de que (casi) todo está ya inventado y que nuestra tarea principal es crear conexiones nuevas.

Metáforas que hagan que un mensaje sea más vívido.

Eslóganes que se agarren a la mente del público como los dedos de un escalador.

Historias que atrapen al lector y no le dejen irse a preparar la cena.

Cuando somos curiosos y dejamos entrar información interesante en nuestros cerebros, nuestras neuronas pueden hacer maravillas creando ideas nuevas de otras viejas.

Como este anuncio de Specsavers, una cadena británica de ópticas.

“Te vi en el bus de las 16.51 de Finsbury Park a Brixton”

Eras la pelirroja con pañuelo largo rosa, ¿o era parte de tu pelo?

Eres bastante bajita, o a lo mejor eres alta pero estabas sentada.

Llevabas de la mano un perro o un bolso o un niño.

Si crees que eres tú, llámame, soy el chico que se pegó un porrazo al salir con las puertas.

¿Tendría que haber ido a Specsavers?

Escribe sin aburrir

Es hora de sentarte a escribir tu texto de venta.

Lo primero que tienes que centrarte es en llamar la atención de tu público objetivo con una frase que atraiga su curiosidad.

Después te tienes que centrar en no aburrir.

No se trata solo de divertir, para eso está Netflix, se trata de que el lector tenga la sensación de que lo que está leyendo merece la pena.

Porque le va a ayudar a resolver un problema o cumplir un deseo.

La mayor parte del tiempo somos seres egoístas y solo pensamos en cómo podemos ser más ricos/atractivos/felices/interesantes/libres, etc.

Si tu texto contiene una PROMESA que se refiera a uno de estos aspectos de la condición humana, tendrá más probabilidades de que el lector siga leyendo.

Divierte para no aburrir.

Divertir no siempre tiene que ir asociado a la risa.

Puedes entretener al lector también contando una historia dramática que haga que se olvide de que tiene que ir a buscar al niño al cole.

Ese es tu objetivo.

Para lograrlo tu texto tiene que estar vivo y llegar al corazón del lector.

Solo llegarás a su corazón si tienes una idea muy clara de quién es ese lector, como vimos en el uno de los apartados anteriores.

Te doy un truco que yo utilizo y que te puede servir:

Acuérdate de esa persona que conoces y que cumple con las características del perfil de tu buyer persona.

Ponte a hablar con ella.

Sí, a hablar.

Escribe como si estuvieses conversando con esa persona. Imagínatela haciéndote preguntas a medida que vas contándole aspectos de tu oferta.

Así podrás responder de una manera natural a esas dudas y objeciones que le irán surgiendo.

Utiliza palabras sencillas y frases cortas.

Nadie tiene tiempo para releer frases que no han quedado claras la primera vez.

Lectura recomendada Cómo darles vida a tus textos de venta

Edita

Editar es casi más importante que escribir.

Es el momento de pulir tus palabras y de eliminar la morralla.

Editando te darás cuenta de aquella ideas que no han quedado claras o de aquellas preguntas que no han obtenido respuestas.

También podrás identificar más fácilmente si el ritmo fluye o el texto es demasiado denso.

Para editar mejor, hazlo pasadas al menos 24 horas desde que escribiste el texto.

De esa manera tu cerebro verá el texto con ojos frescos y será más fácil identificar errores.

Siempre, siempre, léelo en voz alta.

Es la única manera de escuchar el ritmo.

Un buen texto de venta es como una canción, la letra y la música cuentan. Clic para tuitear

Conclusión

Escribir copy que funcione es fundamental para vender más.

Hay demasiada gente ofreciendo productos y servicios similares, por lo que es fundamental diferenciarte y, aún más importante, saber expresar esa diferencia.

Como has visto, es un proceso que lleva tiempo y sobre todo mucha dedicación.

No nos podemos permitir escribir cualquier cosa para llenar el Lorem Ipsum.

Porque tu competencia se lo está currando mucho.

Y tú también deberías hacerlo.

About Elena de Francisco

Escribo copy que engancha para negocios sin fronteras. Vivo en Holanda, pero escribo donde me pille. Mi entretenimiento favorito es aplastar contenidos sosos que no dan resultados y transformarlos en palabras que venden.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *