Tener o no tener un blog

Este dilema está casi a la altura del de Hamlet, To be or not to be.

Seguro que si tienes un negocio y presencia online te hayas hecho esta pregunta ya varias veces.

¿Debería tener un blog?

¿Para qué sirve exactamente?

En este post vamos a dar respuesta a estas preguntas.

Pero no me pidas que responda a la de Hamlet. Demasiado filosófica para estas horas del día (Yo escribo mis posts a primera hora de la mañana).

Te habrás dado cuenta de que muchos negocios que, en principio, no tienen nada que ver con contenidos educacionales, o que a primera vista se pueda pensar que no tienen mucho que decir, y sin embargo tienen un blog.

Pero no solo tienen un blog, si no que publican periódicamente y además comparten mucha información de valor.

Un blog lleva un trabajo detrás de investigación, redacción, edición y maquetación.

Esta actividad significa una inversión en tiempo y en dinero.

¿Por qué lo hacen?

Pues hay varias razones por las que son ya muchísimos negocios de distinta índole que apuestan por el blog como parte de la estrategia de, lo que llamamos, el Marketing de Contenidos.

¿Y qué es el marketing de contenidos?

Pues es una manera de hacer publicidad de una marca y atraer más clientes compartiendo contenidos de calidad.

Estos contenidos pueden ser videos, podcasts, fotos, infografías o artículos del blog.

Hoy vamos a centrarnos en el blog y ver por qué (seguro que ya habías adivinado mi opinión) yo, y la mayor parte de las personas que nos dedicamos al marketing de contenidos, apostamos por tener un blog.

¿Te quedas?

Pues vamos a ver esas poderosas razones.

Tener un blog para atraer tráfico orgánico

Como ya vimos en varios de mis posts, un mayor volumen de tráfico orgánico nos beneficiará enormemente, ya que cuantas más visitas tenga nuestra página web, más oportunidades tendremos de vender nuestro producto o servicio, y más autoridad tendremos a los ojos de Google.

Cuando una persona hace una búsqueda en Internet utiliza unas palabras. Google utiliza esas palabras para buscar por toda la red en qué páginas se encuentran (las mismas u otras relacionadas) y sobre todo, cuáles son las páginas que contienen una mejor información sobre ese tema.

Por lo tanto, cuánto más contenido (posts) tenga nuestro blog, más posibilidades tendremos de que Google nos encuentre y elija situar nuestra web en los primeros resultados de búsqueda.

Esta es una razón de mucho peso para tener un blog. Y es que Google utiliza las palabras más que las imágenes para encontrar resultados.

Pero como ya vimos en mi artículo sobre cómo aumentar el tráfico orgánico de tu página ya no es suficiente repetir muchas veces las palabras clave para las que queramos competir en las búsquedas, si no que el contenido tiene que ser de calidad.

Se trata de escribir posts llenos de información valiosa para la persona que está interesada en tu nicho.

Si la información es buena, esa persona se quedará en tu página a leer y esto te sumará puntos en los motores de búsqueda, además de aumentar la probabilidad de que esa misma persona vuelva a tu página la próxima vez que busque más información sobre tu nicho.

Tener un blog para aumentar tu lista de contactos

Tener un blog con contenidos actualizados y valiosos también aumenta las posibilidades de que las personas que entran a leer sobre cierto tema se suscriban a tu lista de correo.

Como ya vimos en este post el email sigue siendo una de las mejores herramientas para vender.

Si sabes escribir buenos emails que tu audiencia abra y lea, conseguirás que confíen en ti y esas personas que leen tus emails preferirán comprarte a ti, que ya te conocen, que a otra marca de la que no saben nada.

Y cuando confiamos en una marca también la recomendamos a otra gente.

Tener una lista de suscriptores importante es una de los recursos más valiosos en el mundo de las ventas hoy en día.

Es tener una lista de gente que ya está más cerca de comprar tus servicios o tus productos, ya que al proporcionarte su dirección de correo electrónico, están depositando su confianza en ti.

Es una audiencia templada, y no fría, puesto que está interesada en lo que ofreces.

Así que ya sabes, escribir posts de forma frecuente te ayudará a aumentar tu lista de suscriptores lo que a su vez te ayudará a aumentar tus ventas.

Las redes sociales te ayudan a aumentar el número de seguidores, sin embargo lo que ocurre muchas veces es que la gente te sigue pero en realidad no entran en tu página, por lo que el tráfico de tu web no aumentará.

Las redes sociales son una moda, antes lo más era Facebook, después fue Twitter y ahora es Instagram.

Si solo tienes seguidores en las redes y no tienes sus direcciones de email, los puedes perder fácilmente.

Foto de Maklay 62 en Pixabay

Porque mañana inventarán otra cosa y ya nadie se meterá en Instagram. Por lo que tú, si solo tienes seguidores en esta red, los perderás.

El email es una relación que puede ser más duradera.

Con esto no quiero decir que no debas estar en las redes, estas son importantes para darte a conocer y conseguir autoridad, pero intenta siempre dirigir a tus seguidores a tu página web y que se suscriban a tus contenidos.

Tener un blog para educar a tus clientes potenciales

Puede ser que mucha gente no sepa exactamente en qué consiste tu producto o servicio.

O que ni siquiera esté al corriente de que existe algo así.

Quizás no se hayan dado cuenta de su valor y de los beneficios que puede aportar a su vida.

Es entonces cuando el blog te puede ayudar a educar a las personas sobre un determinado tema que no conocían y que puede resultar la solución a sus problemas.

Por ejemplo, hay mucha gente que ha oído hablar del coaching personal pero puede ser qué no sepa muy bien en qué consiste exactamente.

Si te dedicas a ello y escribes un blog mensual o semanal con temas interesantes sobre el coaching personal, como por ejemplo, lo que se puede conseguir, nuevas técnicas, casos de éxito, etc. la gente que no sabía nada sobre el tema empezará a interesarse y puede que se den cuenta de que un coach personal es precisamente lo que necesitan.

O por ejemplo, algo de lo que se está hablando últimamente mucho, ya que es la solución a gran parte de los problemas del calentamiento global y la contaminación masiva con residuos plásticos, es la economía circular.


Mucha gente todavía no sabe en qué consiste este nuevo tipo de economía.

Así que si eres una empresa que se dedica a transformar residuos en materiales utilizables, o fabricas ropa con restos reciclados, o muebles, o lo que sea, escribir un blog sobre este tipo de economía puede ayudarte a concienciar a la gente y que descubran más sobre este tipo de prácticas super importantes para el planeta.

Y con ello tienes más posibilidades de que elijan tu producto entre otros que no participan en una economía sostenible.

Tener un blog para construir una relación de confianza

Hoy en día los consumidores pueden elegir entre millones de marcas.

Una de las razones más poderosas para elegir una marca frente a otra es la confianza que nos genere dicha marca.

Leer artículos con información importante que les ayuda en su día a día de forma gratuita y saber quiénes están detrás de una marca, son factores que convencen al consumidor a elegir esa empresa por encima de otras.

Teniendo un blog con información valiosa harás que la gente te siga y confíe en ti.

Se da un contacto frecuente, la gente valora tus conocimientos sobre ese tema concreto, hasta puede que tus posts les entretengan además de formarles y ayudarles en su día a día.

Es como ir conociendo a una persona poco a poco hasta que confiamos en ella.

Pero para ello tienes que ser honesto en tu blog, no prometer cosas que no puedas prometer, o exagerar beneficios.

La gente no es tonta y está muy bien informada, así que no confiarán en ti si tratas de venderles gato por liebre.

Una relación de confianza se consigue con algo de tiempo y siendo generosos en lo que ofrecemos.

Si ofrecemos un contenido muy valioso de forma gratuita en nuestro blog, a la hora de vender un libro, un curso o un servicio de coaching, la persona lo deseará mucho más ya que razonará de la siguiente manera: “Si el contenido que comparte de forma gratuita es así de bueno, este libro/curso/sesión que es de pago tiene que ser super valioso”.

Así es como funciona la mente humana.

Tener un blog para dotar de autoridad a tu marca personal

Este punto está relacionado con el anterior. Es parte de la relación de confianza que construimos poco a poco con nuestra audiencia.

Cuando tratas frecuentemente un tema, te documentas muy bien antes de escribir sobre ello, generas valor y la gente te sigue, con el tiempo te conviertes en un referente en ese nicho.

Cuando consigues que otros profesionales de tu campo te mencionen en sus posts, compartan tus contenidos y te inviten a hablar en sus podcasts sabrás que lo has conseguido.

Como comprenderás, convertirte en un referente en tu campo no va a suceder de la noche a la mañana.

Es un trabajo constante, con una inversión de tiempo y dinero.

Se trata de estudiar mucho y escribir posts muy valiosos, además de aportar algo distinto.

Siempre va a haber una marca o una persona más conocida que tú y puede que te parezca imposible llegar hasta ahí.

A lo mejor no tienes por qué competir con esa persona, si no concentrarte en cómo puedes ayudar a tu público objetivo.

Si ofreces valor y eres generosa, poco a poco verás resultados.

No es bueno compararse demasiado con otros que llevan más tiempo que tú en esto o que tienen otro tipo de objetivos.

Sigue tu camino y ten siempre en mente a la gente para la que escribes.

Tener un blog para aumentar tus conocimientos

Escribir un blog y comprometerte a publicar frecuentemente te empujará a leer muchísimo sobre los temas que tocas.

De esta manera profundizarás más en ellos y acabarás, sí o sí, convirtiéndote en un experto.

Es una forma de estudio continuo que te vendrá muy bien para estar al corriente de todo lo nuevo que sale, además de aprender nuevos conceptos para explicar mejor otros más complejos.

Cuanto más te documentes para escribir tus artículos, más aprenderás sobre ese tema y más confianza sentirás a su vez al escribir.

Además te ayudará también en tu trabajo diario, ya que al leer y estudiar tanto sobre los temas que tocas puede que también encuentres fórmulas para realizar tu trabajo de forma más eficiente o servir mejor a tus clientes.

Seguir estudiando nos mantiene curiosos ante la vida, alertas y preparados para lo que venga, además de ayudarte a ser mejor cada día.

Conclusión

Creo que ya te he dado suficientes razones para tener un blog.

Ya sé que no es una tarea sencilla, se requiere mucho tiempo y muchas ganas y a veces no tenemos ni lo uno ni lo otro porque sencillamente estamos hasta arriba con otras cosas.

Crearte un hábito de escritura te ayudará en tus objetivos ya que cuando convertimos una tarea en un hábito la integramos en nuestro día y se convierte en algo tan indispensable como lavarse los dientes.

No te preocupes, tengo planeado escribir un post con trucos para ayudarte a crear un hábito de escritura y que se vuelva una tarea más fácil y no una pesadilla.

Para este post me he documentado muy bien leyéndome varios libros y haciendo un curso online sobre el tema con el que he aprendido muchísimo.

Pero de todo ello hablaremos muy pronto.

Ánimo y ponte a escribir 😊

Foto de portada Colleen O’Dell from Pixabay

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *