Cómo escribir tu página de inicio

Seguro que ya lo sabes.

Tu página de inicio es una de las herramientas más importantes de tu negocio y debes poner mucho cuidado y atención en ella.

Es la primera impresión que una persona tiene de tu negocio y lo que va a determinar que se quede para saber más sobre ti y lo que vendes o que se vaya rápidamente.

La página de Inicio es muchas veces también la Landing Page de tu negocio, es decir, la primera página de tu web con la que un cliente potencial va a tener contacto.

Debe ser lo suficientemente interesante para ese cliente ideal como para que en menos de 5 segundos comprenda el valor que tu producto o servicio ofrece y el beneficio que él puede sacar de ello.

Así que tú decides: o trabajar muy bien esa primera impresión y tener muchas más oportunidades de que las personas se interesen por ti, o dejarlo a la suerte.

Dime, ¿cuántas veces has ganado la lotería?

Y es que dejar las cosas a la suerte da muy pocos resultados.

Ya que tienes una web y estas pagando un dinero al año de hosting quieres que te sirva para atraer y vender a más clientes, ¿o no?

Pues pongámonos a trabajar y veamos paso a paso cómo puedes convertir tu página de inicio en un imán que atraiga la atención y genere el deseo de contactarte o comprarte directamente.

La frase más importante

Te juegas mucho en el título de tu página de inicio. Es lo que va a determinar que la persona que entra se quede o se vaya.

Y ya sabes, cuánto más tiempo se quede una persona en tu página, más oportunidades tendrás de que te contacte o que directamente compre tu producto.

Esas 6 o 12 palabras de tu título son oro en paño y es por ello que tienes que dedicar mucho tiempo a pensarlas y testarlas.

No te desesperes, aquí no se trata de ser super ingenioso y dar con una frase de anuncio de Coca-Cola.

Tu máxima concentración debe dirigirse a pensar una frase que diga mucho en pocas palabras, pero sobre todo que exprese el beneficio principal que tu cliente ideal se lleva si sigue leyendo.

Nadie dijo que fuese fácil.

Pero para que tengas una idea más clara de cómo conseguirlo, vamos a organizar el proceso de creación de un título que obtenga el resultado que buscamos: atraer la atención de tu cliente ideal.

Porque tu propósito no es vender a todo el mundo, si no a las personas a las que tu producto o servicio va dirigido.

Pues venga vamos allá.

El proceso para crear un título ganador

Lo primero que tienes que hacer es pensar quien es tu cliente ideal y qué es lo que quiere.

Como siempre repito, conocer al dedillo tu perfil de cliente es fundamental para conseguir que tus textos, y todos tus esfuerzos de promoción, consigan resultados.

Se trata de pensar qué es lo que le quita el sueño a tu cliente ideal, o simplemente qué es lo que desea para disfrutar mejor de la vida, y explicar cómo tú puedes proporcionarle la solución.

Coge una hoja de papel y dibuja una tabla.

Aléjate del ordenador, ya que muchas veces las cosas se ven más claras cuando las escribimos a mano.

Además es bueno para nuestros ojos.

Forma 5 columnas en las que vas a escribir:

Característica ¿Única? Punto de dolor que resuelve Beneficio Prioridad

 

Característica: Aquí tienes que anotar las principales características de tu producto o servicio. Por ejemplo si eres una empresa de viajes de aventura, una característica podría ser los tours en kayak.

¿Única?: ¿Eres la única agencia que ofrece tours de kayak? Seguramente no. Pero a lo mejor eres la única agencia que ofrece descensos de ríos con barbacoa de pescado al final del tour.

Punto de dolor: El punto de dolor es el problema o el deseo de tu cliente potencial. En este ejemplo de la empresa de viajes de aventura, sería el aburrimiento, la monotonía, el ser igual que los demás.

Beneficio: Este descenso en canoa ofrece hacer algo distinto y excitante, algo para contar y colgar en Instagram.

Prioridad: Aquí se trata de dar una prioridad del 1 al 10 de cada característica teniendo en cuenta el beneficio que aporta a tu cliente y la originalidad, es decir, la prioridad que tu cliente daría a tal característica con respecto al beneficio que obtiene.

Para entender este punto mejor vamos a ver el título de mi página de inicio como ejemplo.

Característica

 

Escritura persuasiva para atraer clientes internacionales

 

¿Única?

 

Sí, no conozco otros copys especializados en el mercado internacional

Punto de dolor que resuelve

 

Pocas ventas a clientes internacionales

Beneficio

 

 

Incrementar las ventas

Prioridad

 

 

10

 

Como hemos visto al principio el título tiene que dirigirse específicamente a nuestro cliente ideal y expresar el beneficio principal de nuestro producto o servicio.

En mi caso es:

Consigue más clientes internacionales con palabras que convencen

El título está dirigido claramente a mi cliente ideal, profesionales y negocios que quiere vender a clientes internacionales. El beneficio es vender más. El punto de dolor no saber cómo.

Es un título super sencillo.

Aún así lo cambié más de 10 veces para testarlo.

Y es que aquí está el punto más importante. Hay que probarlo.

Así que después de que hayas escrito tu lista con los beneficios y puntos de dolor, siéntate y escribe al menos 10 títulos.

Cuántos más mejor.

No tengas miedo de que algunos sean muy malos. Eso lo analizarás después. Ahora en este paso lo importante es escribir cuántos títulos se te ocurran.

Una vez que los tengas todos y no se te ocurran más, déjalos a remojo como digo yo y vete a dar una vuelta o a hacer otra cosa distinta.

Al día siguiente vuelve y coge de nuevo esa lista.

Ahora vas a descartar (pero no los elimines porque estas ideas nos pueden servir para el resto del texto) los que menos te gusten y quédate solo con 3.

Consulta con amigos, familiares o clientes qué título es el que más les gusta y quédate con ese de momento.

Si ves que no te está dando resultados, testa. Cambia el título y comprueba analytics para ver si el porcentaje de rebote disminuye y si los contactos y las visitas incrementan.

Al principio cuesta ver estos resultados ya que todo negocio comienza con un número de visitas a la web muy pequeño.

Pero es importante testar.

A veces solo cambiando una palabra los resultados pueden dar un giro inesperado.

Utiliza el diccionario de sinónimos para buscar palabras con más gancho en lugar de las que se utilizan demasiado.

Ahora que ya tenemos una de las cosas más importantes de la página vayamos al siguiente paso.

La introducción

En la introducción tienes que utilizar los mensajes que has descartado como titulares como base y desarrollarlos aún más.

Ten siempre en mente los problemas (puntos de dolor) de tu cliente ideal y empatiza con ellos.

Lo más importante de la introducción es que el cliente potencial sienta que le estás hablando a él directamente de su problema concreto y que le entiendes.

Tiene que tener la sensación de que seguir leyendo le beneficiará de alguna manera.

No hay nada mejor para confiar en alguien si sentimos que esa persona nos entiende y puede ayudarnos.

Tienes que enumerar todos aquellos problemas que pueden surgir de ese problema inicial por el que tu cliente potencial ha llegado a tu página.

Veamos un ejemplo para entenderlo mejor.

copy_para_paginas_web

Mas y Mejor es una empresa formada por esta pareja tan simpática dedicada al desarrollo personal. Básicamente proporcionan cursos y herramientas para apoyar a las personas que quieren desarrollar buenos hábitos ya sea para tener una mejor salud, organizar mejor su tiempo o comenzar un negocio.

Como puedes leer, nada más aterrizar en su página y leyendo las primeras líneas sabemos a quien está dirigido este servicio (gente que está en una fase de cambio).

A continuación citan los puntos de dolor de esa persona que quiere cambiar algo en su vida : fuerza de voluntad para cambiar, miedo a lo desconocido, no saber por dónde empezar, etc.

Y ya introducen una solución: ¿Te gustaría conocerte mejor a ti mismo y conseguir éxito sin perder el equilibrio?

Ahora tú puedes estar pensando: pero mi producto no resuelve problemas, si no que es algo que la gente simplemente desea tener. Por ejemplo ropa, un gadget o un viaje.

Cierto, pero siempre hay un beneficio que el cliente puede obtener al comprarte a ti.

En ese beneficio o beneficios, tienes que pensar para exponerlos de manera sugerente en tu página de inicio.

Coge la lista que has hecho al principio y habla de todos esos beneficios que no has podido incluir en el título desarrollándolos.

Algo que te puede ayudar a expresar muy bien esos beneficios son las imágenes.

Y no estoy hablando solamente de unas buenas fotos profesionales de tu producto o de ti si lo que vendes es un servicio más personal, si no también de crear imágenes con palabras.

Esta es una técnica que los expertos en ventas llevan utilizando desde hace años: hacer que el cliente potencial se vea ya disfrutando de esos beneficios que expresas.

Utiliza una metáfora para explicar un concepto algo más complicado para que la persona que lee lo entienda mejor y pueda imaginarse a sí mismo disfrutando de ello.

Veamos un ejemplo de esto para entenderlo mejor.

copy_paginas_web

Ricardo Botín es un compañero copywriter y uno de los servicios que ofrece es la creación de contenidos para la automoción.

El título de su página utiliza una metáfora brillante relacionada con el sector en el que está especializado.

Juega con las palabras para que el posible cliente se cree una imagen clara de ese beneficio que ofrece: Adelantar a la competencia y revolucionar el motor del negocio.

Para resumir, en esta introducción, justo después del título, tiene que haber dos elementos que resulten claros a la persona que lee: Qué beneficios pueden obtener y qué es lo que te diferencia a ti del resto de negocios que ofrecen productos o servicios similares.

Pasemos ahora al siguiente elemento para tener una página de inicio de sobresaliente.

Fotos y diseño

Como hemos mencionado anteriormente las fotos ayudan a crear una imagen profesional de tu negocio y ayudan a que la página sea más atractiva a la vista.

Pero recuerda, las fotos por sí solas no atraen tráfico orgánico, así que siempre tienen que ir bien acompañadas por texto.

Invierte en fotos profesionales y no utilices solo fotos de stock porque son aburridas.

Yo no te recomiendo utilizar carruseles (esas fotos que se van sucediendo de forma automática).

Algunos los defienden porque aseguran que dotan de dinamismo a la página, pero en general marean y la mayor parte de las veces pasan tan rápido que no da tiempo ni a leer el mensaje ni tan siquiera a ver bien la foto.

Elige mejor una presentación en la que la persona que entra en tu página pueda clicar siguiente cuando haya terminado de leer cada sección.

También es muy importante que haya espacio entre un bloque y otro para que la persona que llega pueda respirar entre texto y foto y haya una sensación de limpieza.

Si pones demasiadas fotos y demasiado texto puede que la gente se agobie y se marche.

La página de inicio debe ya dar bastante información, pero no toda, puesto que vas a poder profundizar más en las otras secciones de tu sitio web, como en el Sobre mí y la página de servicios o el catálogo de productos.

Cuida el diseño, tiene que responder a tu estilo de marca y a la clase de servicio que ofreces.

En esto tienes que ser consistente, si eliges unos colores para tu logo, mejor utilizar los mismos para el diseño de la página web.

Un video introductorio también puede funcionar muy bien, puesto que puedes explicar de una forma clara en qué consiste tu servicio y la persona puede ver tu rostro para confiar más en ti.

El video sobre todo funciona si ofreces un servicio más personal, como por ejemplo coaching, o un curso online.

Las voces de tus clientes

No hay nada mejor para convencer a una persona de algo que las opiniones positivas de otros clientes.

Aprovéchalas y ya en tu página de inicio añade los mejores testimonios de clientes que hayas recibido.

Es conveniente añadir por lo menos el nombre de la persona y aun mejor una foto, pero entiendo que esto último no siempre es posible.

Los testimonios tienen que hablar de los beneficios de tu producto o servicio y si es posible de esa transformación, de un antes y un después.

Si no tienes ningún testimonio porque estás empezando no te los inventes bajo ningún concepto, pero añádelos en cuánto comiences a tener clientes.

Pide siempre feedback por escrito.

Una manera sencilla de hacerlo es enviándoles un pequeño cuestionario con preguntas como:

  • ¿Qué dudas tenías antes de comprar mi producto?
  • ¿Por qué te decidiste por él?
  • ¿Cómo te ha ayudado mi servicio?
  • ¿Qué cambios has experimentado?

Estas preguntas ayudarán a tu cliente a darte un feedback valioso que después puedas utilizar en tu página de Inicio como testimonio.

Logos

Mucha gente añade logos de empresas u organizaciones conocidas con las que han colaborado para dotarlos de credibilidad.

Y es que uno de los objetivos más importantes que tu página de Inicio debe conseguir es que la persona que entra y no te conoce de nada confíe en ti.

Esto se consigue de varias maneras:

  • Utilizando un lenguaje creíble, sin exageraciones y sin utilizar expresiones trilladas (empresa líder en el mercado y cosas por el estilo)
  • Cuidando muchísimo la gramática. 0 faltas de ortografía. (Siempre revisa tus textos y pide a otra persona que los revise también por ti)
  • Con un diseño y unas fotos profesionales (si lo que vendes es un servicio más personal, incluye alguna foto tuya o un video)
  • Testimonios de clientes creíbles y potentes
  • Logos de empresas conocidas

Por lo que no te agobies si no has colaborado todavía con ninguna organización conocida, tienes todas las otras opciones para trabajar tu credibilidad y que el cliente potencial confíe en ti.

Llamadas a la acción

El último factor importantísimo que no debe faltar en tu página de Inicio son las llamadas a la acción.

La llamada a la acción se trata de un botón que añades a tu página con un enlace al que quieres que la persona que ha entrado vaya a continuación.

Puede ser que quieras que concierte una cita contigo, entonces puedes añadir un botón a tu formulario de contacto o añadirlo en la página de inicio directamente.

O puede que quieras que vaya al catálogo de productos o que lea artículos en tu blog y que se suscriba a tu lista de correo.

La acción debe estar muy clara para que la persona que llega no se pierda por tu página y no sepa qué hacer después.

Se trata de facilitarle el camino.

Antes de añadir ese botón que llame la atención tienes que de nuevo recordar a esa persona por qué debería clicar en él.

Añade una frase que resuma los beneficios que obtendrá si lo hace los cuales has mencionado previamente.

Se me ocurre esta si lo que vendes son productos de belleza y cuidados 😊

llamada_a_la_accion

No tengas miedo de repetir, el ser humano necesita de la repetición para asimilar conceptos, pero eso sí, tienes que buscar distintas maneras de decir lo mismo para que tu texto no se vuelva monótono.

Conclusión

Escribir una buena página de inicio es un esfuerzo, pero piensa que merece la pena.

Un texto persuasivo puede ser tan eficaz como el mejor comercial que hayas conocido nunca.

Sí, esa persona que después de hablar contigo 10 minutos te ha convencido de que compres su producto, incluso cuando nunca te habías planteado comprar un horno para deshidratar fruta.

No, en serio.

Tú no quieres vender tu producto o servicio a alguien que no lo necesita, si no a aquellas personas a las que le puedes facilitar la vida.

Para eso comenzaste en esto, ¿no es así?

Así que ponte manos a la obra y pon todo tu esfuerzo en conectar con tus clientes a través de las palabras.

¡Hasta pronto!

Foto de portada by John Hain from Pixabay

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *