Cómo escribir un email que sea abierto y no acabe en la papelera

Estoy segura de que ya lo sabías, pero en caso de que no sea así, te lo digo.

El email marketing es una de las herramientas más poderosas que existen para vender cualquier cosa.

Es increíble que algo que fue creado hace más de 20 años siga siendo tan efectivo.

Según esta investigación de Campaign Monitor, cada dólar invertido en campañas de correo electrónico en 2016 generó 44$. La tendencia es al alza ya que en 2015 la rentabilidad fue de 38$ por cada dólar.

El marketing por correo electrónico en móviles sigue creciendo, alcanzando un 68% de ratio de apertura en 2016, frente al 21% en 2012.

Si eres capaz de escribir mensajes de correo electrónico convincentes, cuyos destinatarios elijan abrir y leer, tienes muchas posibilidades de que confíen en ti y de que finalmente te compren.

Pero primero tienes que asegurarte de que tus emails no están molestando o siendo ignorados.

Para ello necesitas presentar tu producto o servicio en el momento correcto y de una forma amena y no invasiva.

El problema con muchos emails hoy en día es que son plantillas cutres con asuntos poco originales que contienen las mismas técnicas repetitivas de marketing.

Realmente necesitas ser creativo y conocer muy bien a tu público para no molestarlos y que se acaben largando.

Después de todo, recibimos toneladas de correos electrónicos cada día.

Según Statista, el número de correos electrónicos enviados y recibidos en 2017 por día en todo el mundo fue de aproximadamente 269.000 millones.

Se espera que esta cifra alcance los 333.000 millones de correos diarios en 2022.

Cada día.

Ahora es muy fácil darse de baja de una lista de correo y puedes estar seguro de que las personas que se dan de baja no volverán.

Tú lo que quieres es que se queden y formen parte de tu comunidad.

Así que veamos algunas claves sobre cómo evitar escribir correos electrónicos que terminarán automáticamente en la bandeja de spam o multiplicando telarañas en la bandeja de entrada de los no leídos.

Vamos a ello.

1.    Sí, lo has adivinado. El asunto

 

Tienes que considerar al correo electrónico como si fuera un libro. Si el título es muy malo, nunca te esforzarás en leerlo, ¿verdad?

Así que un email es lo mismo.

Evita títulos usados hasta la saciedad como:

Lo que no quieren que sepas sobre…

Esto es increíble. ¿Has leído ya sobre….

Y otros títulos similares. Se han utilizado demasiado a menudo.

Piensa en lo que puede generar la suficiente curiosidad en el lector como para abrir el email.

Veamos un ejemplo:

Refinery29: «Guía de una chica en banca rota para tener unas vacaciones de lujo»

Este asunto provoca muchísima curiosidad, porque, ¿Quién no se ha visto en esta situación? ¿Sin blanca y soñando con unas vacaciones decentes que no sean al pueblo de tus abuelos?

Trata de ser original y provocar la necesidad en el lector de averiguar más.

No recomendamos comenzar una frase en el asunto y terminarla en el cuerpo del correo electrónico. Esto puede molestar a mucha gente ya que no respeta al público.

Si quieres invitar a tu lista de correo a leer tu contenido puedes añadir la palabra NUEVO en el asunto para promocionar esa entrada recién publicada en tu blog.

No lo uses todo el tiempo porque entonces pierde su poder de atracción.

Siéntate y piensa en el mejor título posible para el contenido del correo electrónico y prueba diferentes formatos: preguntas, X número de consejos, NUEVO, etc. y comprueba cuáles funcionan mejor.

Considera añadir emoticonos (aparentemente aumentan la tasa de apertura) y números.

Algunas estadísticas han demostrado que el uso de ciertas palabras en el asunto del email disminuye la tasa de apertura. Por ejemplo, lujoso, gratis, ayuda, última oportunidad, €€€€, etc.

Básicamente, para saber qué palabras no debes usar, echa un vistazo a tu bandeja de correo no deseado y evita usar el tipo de palabras que encontrarás allí.

El último punto con respecto a los asuntos de los correos, es tratar de no ser repetitivo.

Utiliza diferentes formatos para que tus emails sean frescos.

¿Quién dijo que escribir emails fuese fácil?

No lo es, pero si no lo intentas tampoco verás ningún beneficio.

Ten a mano esta infografía con lo que se debe y no se debe hacer para escribir un buen email:

2. No incluyas muchos enlaces

 

Parece ser que esta es una de las razones por las que ciertos correos electrónicos terminan en la bandeja de correo no deseado.

Google sospecha que los correos electrónicos que contienen muchos enlaces son spam.

Asegúrate de incluir sólo un enlace o como máximo dos, para que tu email vaya a la bandeja de entrada general y por lo tanto tengas más opciones de que sea abierto y leído.

3. Escribe al inicio del email por qué le debería interesar leer el resto

La introducción del email es tan importante como el asunto.

Una vez que el destinatario abra el correo electrónico, leerá las dos primeras frases y decidirá en un segundo si continúa leyendo o simplemente lo eliminará.

Por lo tanto, tienes alrededor de dos líneas para decirle por qué le debería interesar lo que contiene ese correo electrónico.

Tienes que saber transmitir qué tipo de beneficio se lleva al leer todo el texto.

Puedes dar algunas pistas sobre el tipo de problema que puedes resolver o sobre la información importante que debería saber sobre un tema determinado.

Veamos algunos ejemplos:

Este email llegó a mi bandeja. Antes de nada, debo decir que soy una persona que apenas compra ropa por internet porque me sigue gustando tocar y probármela en la tienda.

Aún así pequé con este email.

Y os digo por qué.

En el asunto ponía “¿Cuál de estos modelos quieres al 70% para Black Friday?”

Normalmente yo ni hubiese abierto un email así, primero porque no soy fan del Black Friday y segundo por eso de que no compro mucho por internet.

Pero el que me diesen a elegir entre varios modelos me provocó curiosidad. Me dije, bueno solo voy a mirar qué modelo me gusta más.

 

 

El anuncio está en holandés porque vivo en Holanda.

El caso es que cliqué. En el vestido negro claro, ¡los otros son horrorosos!

Esta es una técnica de marketing muy bien pensada.

Elige un pequeño juego o haz una pregunta que el destinatario tenga que responder para hacerle participar.

A todos nos gusta jugar y sentir que decidimos.

Veamos ahora un ejemplo diferente con una buena apertura.

Este anuncio me llegó también a mi correo hace algún tiempo, está inglés porque mi cuenta de PayPal está también en inglés. Sorry.

Os quejaréis, que con mis posts también aprendéis idiomas 😊

PayPal utiliza una situación muy común en la vida de todos. Sales a cenar con tus amigos y llega la hora de pagar la cuenta.

Siempre es un rollo dividirla o ver quién la paga y pide el dinero a los otros, así que PayPal nos está diciendo que hay una forma muy fácil de manejar esta incómoda situación.

Es un email corto y preciso que va directo al grano y le da al lector una clara llamada a la acción.

Este email es muy breve porque no necesita mucha explicación ya que PayPal es una marca muy conocida.

Pero veamos en el siguiente punto cómo puedes hacer que el destinatario siga leyendo cuando necesitamos escribir un email más largo.

 

4. Añade semillas de curiosidad a tu texto

 

Cada vez que necesites escribir textos más largos, debes asegurarte de que el destinatario lea todo el correo electrónico.

Una manera de conseguirlo es añadiendo semillas de curiosidad.

Cada frase tiene que ser la anticipación de la siguiente para que el destinatario lea hasta el final donde encontrará el CTA o llamada a la acción: el enlace a tu tienda, blog o servicio.

Las semillas de curiosidad (Curiosity seeds en inglés) es un concepto que introdujo el famoso copywriter Joseph Sugarman.

Él terminaba a menudo un párrafo con una de estas frases de transición con el objeto de retener la atención del lector:

– Déjame explicarte por qué

– Y ahora viene la mejor parte

– No sólo eso

– Y lo que es más

– Y lo que es más importante

Estas frases de transición animan al lector a seguir leyendo.

Foto: Erik Skiff

5. Divide el texto en pequeños trozos masticables

 

Un email no debería parecer un capítulo de una novela de Saramago.

Si escribes párrafos largos con muchas comas, los lectores se agobiarán y probablemente borrarán el email antes de que terminen de leer las dos primeras líneas.

Divide el texto en trozos pequeños, 2 frases como máximo por párrafo.

Puedes usar fotos para que el email sea más atractivo a la vista, pero si lo haces, ten en cuenta que algunas personas tienen las imágenes desactivadas.

Para estos casos es necesario asegurarse de que el texto sea legible y que no quede cutre sin las fotos. Así que pruébalo con y sin.

 

6. Añade un CTA atractivo

 

Si lo has hecho bien y el lector ha llegado hasta el final, asegúrate de que no se vaya sin tomar esa acción que tenías pensada antes de sentarte a escribir tu email.

Asegúrate de que siempre haya algo para el lector cuando haga clic en el enlace.

Cumple tu promesa, si le dices que encontrará un e-book gratuito sobre consejos de marketing, asegúrate de que eso es lo que encuentra al hacer clic en el enlace.

Me gustan las llamadas a la acción de InVision porque siempre son diferentes, como en este ejemplo.

Quieren que leas una entrevista a una de las colaboradoras de InVision y te animan a que lo hagas diciendo “Dile hola”. Es genial.

Conclusión

 

Todos estamos muy ocupados y no tenemos tiempo para leer cada uno de los correos electrónicos que recibimos en nuestras bandejas de entrada.

Así que cuando escribas emails a tu lista, asegúrate de que estás siendo útil y ve directamente al grano. Diles claramente cuál es el propósito de tu correo y qué tipo de beneficio obtendrán con él.

Y si se trata de un correo electrónico informativo, tienes que dar información valiosa que puedan llevarse consigo.

Como siempre, sé honesto y mantente fiel a lo que prometes.

Dominar el arte de escribir emails de marketing no es una tarea fácil, necesitas observar lo que hacen los expertos, estudiar los correos electrónicos que recibes en tu bandeja de entrada todos los días y decidir cuáles te gustan y por qué.

También observa qué tipo de palabras evitan y qué tipo de líneas de asunto usan.

Y luego practica, practica y practica.

Si necesitas ayuda para escribir tu secuencia de correos electrónicos, seguramente que yo tenga algunas buenas ideas.

Solo tienes que rellenar tus datos aquí abajo y me pondré en contacto contigo.

Empieza ya a interactuar con tu lista de correo.

Foto de la portada: Fotograma de “El cartero y Pablo Neruda”

2 Comments

  1. Hola Elena!!
    Oye me ha gustado mucho!
    Me has dado un par de ideas.
    La verdad es que yo no soy mucho de enviar emails para no robar tiempo a mis suscriptores, y cuando envío es por algo importante, no sé, yo trato mi lista de correo como me gustaría que me tratase a mi jeje

    Un abrazo

    1. Hola Marta,

      Has dado en el clavo :). Se deben enviar emails que añadan valor para que el destinatario se lleve algo consigo. Sin agobiar y respetando siempre el tiempo de los demás. Gracias por leerme, me alegro que este post te haya dado ideas. Nos vemos!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *