Question-mark

Diferencias entre SEO y Copywriting

Es la pregunta del millón. Y no lo digo yo si no todas las personas que me la hacen desde que llevo trabajando en el mundo del marketing digital.

Hay efectivamente mucha confusión entre lo que es la redacción y posicionamiento SEO y la labor de un copywriter.

A ver, no es que las dos cosas no puedan ir ligadas, de hecho cada vez más copywriters saben de SEO y son capaces de incorporar elementos que facilitan el posicionamiento en los buscadores de una página, y viceversa, también hoy en día algunos redactores SEO saben de copywriting, aunque esto último es menos frecuente.

Pero para aclararte las ideas, que supongo que es la razón por la que sigues leyendo este artículo, y con el fin de que puedas decidir qué es lo que más falta le hace a tu negocio, te explicaré lo más sencillamente que pueda las diferencias que existen entre la labor de una persona que se dedica al SEO, de un redactor SEO y de un copywriter.

 

¿Empezamos?

 

El famoso SEO

 

Este término tiene todas las papeletas para ser nombrado la palabreja más utilizada de los aficionados y profesionales del marketing digital, además de todos aquellos que tienen un negocio con presencia digital.

Si estás leyendo este artículo es porque ya tienes una idea de lo que es el SEO pero yo te lo defino de nuevo por si las moscas.

SEO, se refiere a Search Engine Optimisation, o lo que es lo mismo, Optimización para los buscadores.

Ahora hay varias empresas y profesionales que se dedican a este tema, ya que es super importante para darse a conocer al público, ya tengas un blog, un e-commerce o un negocio físico con presencia digital (como puede ser un restaurante o un hotel).

La competencia en Internet hoy en día es muy fiera y todo negocio que quiera subsistir tiene que luchar por hacerse su pequeño sitio en la red. ¿Y cómo se hace eso? Pues ahí entra el SEO.

via GIPHY

 

El SEO se está convirtiendo en una ciencia que da para masters y todo ya que es una tarea bastante complicada y que requiere tiempo, y muchas veces dinero.

Es por ello que existen cada vez más empresas y profesionales que se dedican a ello.

Lo que hace un profesional de SEO es poner en práctica técnicas y recursos para que la página web o blog de una empresa aparezca en los primeros puestos del buscador más famoso del planeta. El señor Google.

Todos utilizamos Google cuando queremos o necesitamos un producto o un servicio. Ala, tecleamos rápidamente la pregunta o el término que queremos buscar en el buscador y en cuestión de una milésima de segundo ahí lo tenemos, todo lo que necesitamos.

Ahora te hago una pregunta y respóndeme con sinceridad.

¿Cuántas veces después de que te salgan los resultados de tu búsqueda los miras y por si acaso te vas a la siguiente página o incluso a la 3 o 4?

Pues la respuesta será 0 veces o una entre un millón cuatrocientas mil veces. O algo así.

Exactamente. Casi nadie pasa de la primera página de resultados que le muestra Google.

¿Y con esto qué quiero decir?

Pues que todo negocio que quiera vender quiere estar en la primera página de Google.

Pero claro negocios de venta de maquillaje artístico hay muchos y sin embargo en la primera página de Google solo hay sitio para 10 o menos posiciones. Y todos queremos estar entre los 10 primeros.

Para llegar a los primeros puestos se necesita un trabajo exhaustivo detrás que es lo que hacen las agencias y profesionales de SEO.

Se dedican a escribir contenidos (posts para blogs) que tengan las palabras clave más buscadas en los buscadores en relación con lo que esa empresa quiere vender.

Con herramientas específicas (y caras) de marketing digital estudian los artículos de otros blogs que están posicionando bien en Google e intentan vencerlos escribiendo mejores artículos con esas palabras clave.

¿Y cómo los vencen? Con artículos más largos y que aporten información de calidad, específica y actualizada.

Los famosos algoritmos de Google (sí esos que cambian casi cada mes) ya no posicionan solo porque un artículo mencione muchas veces la palabra clave que ha buscado la persona. Si no por la calidad del contenido.

¿Y cómo juzga un algoritmo si un contenido es de calidad? Pues mirando su extensión y su utilidad. Esto último lo miden, contabilizando el tiempo que se queda la gente leyendo el artículo. Si es un rollo macabeo que no aporta nada, la gente se va a los 5 segundos.

Pero si el artículo es bueno y responde a la búsqueda que la persona ha hecho, pues se quedará más tiempo leyendo. Y entonces el algoritmo ese que trabaja para Google, pone un tick, vale, artículo de calidad.

Ahí está el secreto.

Esto sería genial si la vida fuese justa. Pero, ¿quién nos dijo que lo fuera?

No, esto no es suficiente.

Puedes escribir artículos muy buenos pero aparecer solo en la página 4 de Google.

Y es que hay más cosas que hacer.

La arquitectura web

Otra cosa a la que se dedican los expertos de SEO es a arreglar el desastre que puede que sea tu web.

via GIPHY

Y es que Google usa unos robots diminutos (o bots) para navegar por el mar de internet eligiendo y valorando contenidos de páginas webs.

Estos bots son vagos y no quieren que se lo pongas difícil. A ver si ellos están buscando “pintalabios rojo pasión” no les hagas ir a buscarlo entre miles de páginas y subpáginas de clasificaciones raras de maquillaje y pintalabios y gamas de arcoíris.

Tu web tiene que tener una estructura lógica con clasificaciones claras para que los bots no se aburran de buscar y se vayan a otra cosa mariposa.

Estructura clara: maquillaje – pintalabios – rojo pasión

Estructura desastre: catálogo – ofertas – otoño – pintalabios – rojos

Este es un tema con mucha chicha así que si quieres saber más te invito a leer este post que explica cómo optimizar la arquitectura de tu sitio web de una forma clara y esta otra más específica para e-commerce donde se ofrecen muchos productos por lo que son páginas más complicadas de estructurar. 

Vale entonces tenemos una web con artículos de calidad con palabras clave y una arquitectura web muy sencilla y clara. Pero es que la cosa no queda ahí.

Esto no basta para salir en los primeros puestos de Google.

También necesitas backlinks.

¿Y eso qué es lo que es?

via GIPHY

 

Los backlinks son links a tu página que aparecen en otros sitios web que tienen un buen ranking en Google.

O sea que una página que ya tiene un buen ranking, mencione tu página y que la gente clique ese enlace para llegar a tu página.

Así de triste pero cierto.

Y aquí llega la hora de la verdad. Hay dos formas de conseguir backlinks:

→ Hay empresas que se dedican exclusivamente a esto. Crean blogs que posicionan muy bien y después viven de lo que los clientes les pagan por incluir links a otras páginas. Y funciona.

→ Construyendo relaciones de interés mutuo y colaboración y aportando valor. Si no tienes dinero para comprar backlinks no te deprimas, esto no quiere decir que no consigas estar en los primeros puestos de Google. Lo puedes lograr pero tienes que poner mucho esfuerzo y tiempo de por medio. Escribiendo muy buen contenido y relacionándote con aquellos referentes importantes con los que quieras colaborar para que a cambio inserten links a tu página.

Por ejemplo si te dedicas al Coaching y quieres que te conozca más gente, busca otros profesionales en tu campo o relacionados con tu especialidad. Médicos, psicólogos, gente conocida. Date a conocer a estas personas y ofrece contenidos que les sean útiles.

Si creas contenidos útiles, la gente mencionará tu sitio sin tener que pagarlos, porque, sencillamente, encuentran que lo que compartes tiene utilidad y lo comparten sin esperar nada a cambio.

Lo sé, no es una tarea fácil, pero tampoco es imposible. Es una forma segura pero lenta de llegar al mismo sitio.

 

¿Y qué más hace un profesional del SEO?

 

Pues además de escribir contenidos buenos, crear una arquitectura perfecta para tu web y ayudarte a buscar backlinks, también conoce Google analytics al dedillo y puede ayudarte a decidir que públicos te están siguiendo y cómo. Esta información es muy útil para decidir en qué campañas de marketing quieres invertir, en Facebook Ads o AdWords por ejemplo. Pero este es otro tema que da para otro post…

¿Te ha quedado más claro qué es el SEO y qué es lo que hace un profesional que se dedica a ello?

Espero que sí.

Pues ahora vamos a aclarar qué es lo que hace un copywriter.

Qué hace un copywriter

 

Vale ya tienes todo el tráfico que querías en tu página, has multiplicado tus visitas por 10 y tienes cientos de seguidores en redes sociales.

¡Pero no te compra ni el tato!

Entonces para qué te sirve tanto tráfico. ¡Solo para pasarte el día respondiendo comentarios del Instagram!

Tú lo que quieres es vender tus productos o servicios. Si no, para qué hemos venido hasta aquí. ¿Para hablar de mi libro? No, ¡para vender!

Vale pues ahí entra a escena el copywriter.

via GIPHY

 

Puedes tener un blog con artículos super interesantes pero que no están provocando el deseo del que lee a saber más y comprar lo que ofreces.

El copywriting es una técnica que lleva ya muchos años perfeccionándose y como todo en este mundo de las ventas y el marketing se creó en Estados Unidos.

Hace mucho, estamos hablando de los años 50, las personas que se dedicaban a la publicidad se dieron cuenta de que en la acción de compra entran en juego muchos factores. Entre ellos la psicología humana.

Hay palabras, colores, recuadros que incitan a una persona a obtener algo a cambio de su dinero.

A ver que no todo el mundo compra por comprar, si no que hay mucha gente que solo compra cuando está convencido de que necesita exactamente eso para resolver su problema. O simplemente para lucir mejor, y conseguir más éxito en la vida.

Las personas somos muy diferentes las unas de las otras pero tenemos una cosa en común, todos queremos ser mejores.

El cómo ser mejores puede diferir de una persona a otra, pero no hay duda de que todos queremos progresar, ser más felices de lo que somos.

El copywriting es la técnica que utilizan algunos escritores para despertar en el posible cliente el deseo de comprar.

Dicho así suena fatal, como una forma de manipulación.

Tranquilos porque no lo es. Nadie está manipulando a nadie.

Porque al final si una persona está buscando un producto o un servicio es porque lo necesita o porque quiere solucionar un problema o porque quiere ser mejor y más feliz.

Luego podemos entrar en el tema filosófico de qué es lo que da la felicidad y todo eso. Pero lo que es una verdad universal es que cada individuo es, o debería ser, responsable de su propia felicidad.

Dejémonos ahora de desvaríos filosóficos y vayamos al grano.

Entonces como decía, el copywriter lo que hace es investigar el producto que quiere vender, el contexto donde se encuentra (competencia, investigación de mercado) y el cliente a quien está dirigido (mujer, hombre, edad, gustos, nivel de estudios, situación económica y social, etc.) para elaborar unos textos de venta (página de venta, landing page, Facebook Ads, página web, vídeos de venta, etc.) que consigan su objetivo. Vender.

Interacción entre copywriting y SEO

 

Ya sabemos que las dos cosas son muy importantes a la hora de posicionar y vender con nuestra página web.

Hoy en día la mayoría de los copywriters aplican técnicas de SEO a sus textos (palabras clave, enunciados, meta-títulos y meta-descripciones, etc.) pero cuando contratas a un copywriter solo, no esperes que te haga un trabajo completo de SEO a no ser que se dedique profesionalmente a las dos cosas.

Un copywriter te va a ayudar a conseguir más ventas, ese es su objetivo mientras que el SEO lo que va a hacer es conseguirte más visitas.

Contratar a uno o a otro depende de tus objetivos y necesidades y lógicamente de tu presupuesto ya que lo ideal es poder contar con los dos.

Hoy en día también hay muchas agencias que ofrecen los dos servicios juntos y para todos los presupuestos.

También muchos copywriters como es mi caso, ofrecemos, además de servicios puros de copywriting, redacción SEO.

Esto último es la redacción de artículos para blogs que tienen como objetivo atraer visitas a tu página y estimular al lector a leer más información dentro de tu sitio web para incitar, de forma sutil, a confiar en tu producto o servicio y comprarlo en ese momento o más adelante.

Aquí te dejo más información sobre este servicio.

Espero que este artículo te haya ayudado a decidir cuales son las prioridades de tu negocio y puedas mejorar tus ventas de aquí en adelante.

¡Nos vemos por aquí!

Imagen de portada: Matthew Paul Argal (CC BY 2.0)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *