tecnicas_marketing_digital

Pon un freelance en tu vida

Cada vez existen más autónomos o freelances, como ahora se denominan sobre todo a aquellos autónomos que trabajan en el sector del marketing y el diseño.

Según varios estudios el número de autónomos ha crecido a un mayor ritmo en todo el mundo en los últimos 15 años y parece ser que la tendencia es al alta.

El número de autónomos en España supone ya el 16% del total de la población activa, situándose por delante de la media de Europa, que está en el 15%. Fuente

Aparte de la falta de trabajo por cuenta ajena hay otros muchos motivos por los que las personas trabajan por su cuenta.

Sobre todo con la generalización del trabajo remoto o desde casa, muchas personas prefieren organizarse y trabajar para sí mismos en lugar de para una empresa.

El auge del auto empleo en España fue una consecuencia de la crisis económica del 2008 y que solo se ha superado hace unos tres años. La falta de trabajo hizo que la gente tuviese que volverse creativa y buscar sus propios medios para ganar un salario.

El caso es que el trabajar por cuenta propia tiene muchas ventajas, como el no tener un jefe ni unos horarios fijos, aunque también muchos quebraderos de cabeza, como el llevar a cabo tu propia contabilidad o la necesidad de buscar clientes para asegurarte un flujo estable de ingresos que te permitan vivir de tu esfuerzo.

En este artículo voy a centrarme en los autónomos que trabajan en los sectores de diseño, marketing digital y traducción que es lo que conozco de cerca.

Conseguir clientes no es una tarea fácil, hay meses en que te llegan por decenas porque han dado con tu página web o porque te han recomendado otros clientes y hay otros meses que se produce un tremendo y aterrador silencio.

Es por ello que muchos autónomos buscamos trabajos esporádicos con agencias para cubrir esos periodos de vacas flacas.

El problema de trabajar con agencias es que la mayoría pagan fatal.

Pero, espera, no te vayas todavía.

Te aseguro que este artículo no tiene como objeto quejarme, para eso ya tengo a mi novio.

Lo que pretendo es comparar, todo lo objetivamente que pueda, las ventajas y los inconvenientes que tiene contratar a una agencia de marketing y contenidos, o de diseño, o de traducción, para las necesidades de tu negocio, con aquellas que supone contratar directamente a un autónomo o freelance.

Agencia Versus Freelance

via GIPHY

A continuación vamos a ver diversos casos para que tú como cliente puedas decidir qué te viene mejor.

 

Cuándo conviene trabajar con una agencia

 

Si tienes un plan de negocio y necesitas ayuda para desarrollar varios aspectos de tu negocio, como por ejemplo el diseño de marca, el diseño de tu sitio web, la estrategia de marketing y las redes sociales puede que contratar a una agencia sea lo más adecuado.

Estas agencias cuentan con profesionales expertos en cada uno de los temas para los que necesitas ayuda y así solo tienes que hablar y acudir a un punto único de contacto.

Cómo elegir la mejor agencia

 

Según la clase de necesidades que tengas, deberás considerar varias agencias antes de decidirte. También tienes derecho a pedir un presupuesto y después decidir si te conviene o no.

Estos puntos son los que tienes que considerar antes de decantarte por una o por otra:

  • Obviamente el sitio web y si te gusta lo que ves en cuestión de diseño y textos
  • Testimonios de otros clientes. Siempre, siempre, echa un vistazo a los enlaces de estos clientes para primero ver que sean reales y segundo que el trabajo que han hecho con ellos te gusta
  • Y tercero y el punto más importante, en mi opinión, saber en qué condiciones trabajan a su vez con freelances.

La mayoría de las agencias trabajan con freelances a quienes les confían el diseño de una web, un logo o la redacción de textos persuasivos para un sitio web o una campaña de marketing.

Hay algunas agencias grandes y bastante conocidas que pagan miserias a sus freelances. Y cuando digo miserias, me refiero a verdaderas miserias.

Una agencia de Holanda que no nombraré aquí para no tener problemas pretendía pagar a un copywriter con experiencia 10 € por los textos de una página web de un negocio.

Para realizar un trabajo decente de copywriting y crear textos persuasivos que vendan se necesitan horas de investigación para definir el perfil del cliente (situación personal, hobbies, costumbres, nivel educativo, financiero, etc.) y sus necesidades, ya que tienes que conocer muy bien a quien te está leyendo para poder convencerle de que compre.

Hay que realizar a su vez un estudio de mercado para poder saber cómo diferenciar y resaltar un negocio concreto del resto de la competencia.

Después se necesitan más horas para escribir unos textos originales y que sean tan buenos que convenzan a los clientes de que lo que está ante sus ojos, ya sea un ordenador o un servicio de coaching es lo mejor que hay en el mercado para sus necesidades y presupuesto.

Todo este trabajo no se puede hacer por 10 €. Es imposible. Ni siquiera en India.

via GIPHY

Por 10 € se pueden escribir unas líneas que te tomen media hora como mucho y que sea lo que dios quiera.

Lo peor es que la agencia va a pagar 10€ al freelance pero a ti te va a cobrar de 100 a 200 € por esa misma página de ventas.

Con este tipo de tarifas lo más probable es que al final el trabajo lo coja una persona de un país en el que vivan con 10 € al día.

Y me parece muy bien, esto es un mundo globalizado y todo el mundo tiene derecho a vivir y trabajar.

Pero si tú quieres resultados y pagas por un texto que te haga vender, quieres eso ventas.

Una persona de un país que vive con 10 € al día no puede conocer la mentalidad occidental por mucho que lea artículos y por mucho que los copie.

Para persuadir a una persona a que compre un producto o un servicio necesitas conocer muy bien sus deseos y necesidades, su día a día, en resumen te tienes que meter en su mente y para ello tienes que formar parte de la misma sociedad que esa persona.

Si no del mismo país, por lo menos tienes que ser parte de la misma cultura, la occidental.

Hoy en día es muy fácil saber si una agencia paga bien a sus colaboradores, no tienes más que investigar en Google un poco para encontrar comentarios o apreciaciones de freelances.

Un ejemplo es el sitio web Glassdoor.com donde las empresas son valoradas por trabajadores y colaboradores.

Claro que habrá alguna vez valoraciones injustas de un antiguo colaborador despechado, pero si las valoraciones negativas son muy numerosas, sal corriendo.

Porque vas a pagar un precio injusto por un servicio mediocre que no te va a dar los resultados que quieres y además vas a colaborar en este tipo de abusos.

Cuándo conviene contratar a un autónomo directamente

Sigamos con el caso anterior, tienes un negocio nuevo y necesitas ayuda con tu presencia digital.

Yo personalmente creo que es mejor comenzar poco a poco (claro que depende de tu caso y presupuesto) e ir paso a paso para pisar sobre seguro.

Lo primero que necesitas es diseñar tu marca.

Para ello hay muchos autónomos que se dedican especialmente a ello.

Los profesionales de marca te ayudan a definir tu idea de negocio, segmentar el público al que te quieres dedicar y qué tipo de personalidad quieres darle a tu negocio.

Este paso no es obligatorio ya que hay personas que tienen muy claro este punto desde el principio y han hecho su investigación previa.

Aunque es recomendable contar con la ayuda de un profesional de marca para validar lo que ya tengas entre las manos.

Después necesitas un sitio web con unos textos de 10 que vendan. Para esto necesitas a un diseñador web y a un copywriter.

La mayoría de copywriters pueden recomendarte un diseñador web y viceversa ya que estos trabajos no existen el uno sin el otro.

Sinceramente, ya sea el copywriter o el diseñador, siempre te recomendarán a alguien profesional y de confianza ya que cada uno de ellos se juega su propia reputación y el que vuelvas a él o ella cuando lo necesites.

El mundo del autónomo trabaja mucho el boca a boca y la cosa es que funciona.

Todo es más transparente porque puedes hablar directamente con cada uno de ellos y supervisar los resultados.

El diseñador o el copywriter te recomendarán a su vez un Community manager para gestionar tus redes sociales.

Y esta persona será a su vez alguien de confianza.

Precios

Es difícil hablar de precios así de forma general ya que pueden variar muchísimo según experiencia, tipo de proyecto etc. Pero lo que sí que es cierto es que trabajando con un autónomo todo es más transparente ya que conoces a la persona que te va a hacer el trabajo directamente.

Si una agencia es muy barata desconfía de ella ya que lo más seguro es que utilice colaboradores de países que viven en el umbral de la pobreza y como hemos hablado antes es difícil que puedan hacer un trabajo de investigación y diseño adecuados para el mercado occidental.

Una agencia por lo general es más cara que contratar a varios autónomos para que hagan las diferentes tareas ya que como es lógico la agencia se lleva una comisión.

Esto es como alquilar una casa directamente al propietario o hacerlo por AirBnB.

Con la diferencia de que hoy en día es muy fácil saber qué clase de persona es el autónomo, ya que por lo general tiene un sitio web, una presencia en redes sociales y valoraciones, con lo cual no es como en el caso de una persona privada de la que no sabes nada.

Todo autónomo tiene una reputación en internet de fácil acceso.

via GIPHY

 

Pros y contras de las dos opciones

Vamos a resumir aquí los pros y los contras que tiene trabajar con una agencia comparado con trabajar con un autónomo directamente

AGENCIA

PROS

CONTRAS

·       Todos los servicios en uno

·       Fama

·       Rapidez

·       Pago único

 

·       Imposibilidad de supervisar cada tarea

·       No conocer quien te hace cada trabajo

·       Probablemente más caro

·       Colaborar en la explotación de autónomos en ciertos casos

 

AUTÓNOMO

PROS

CONTRAS

·       Contacto directo

·       Probablemente más económico

·       Transparencia

·       Colaborar con las pequeñas economías

·       Contratar a más personas

·       Más tiempo en gestionar todo el trabajo

 

 

Por supuesto que si te decides por contratar a un autónomo tendrás que hacer también una investigación previa sobre quién es esa persona, qué experiencia tiene y qué trabajos ha hecho antes.

Hoy en día con Internet los profesionales somos públicos. Cualquier persona puede ir a un sitio web o a las redes sociales y comprobar qué portafolio y experiencia tiene un freelance.

Los tiempos en los que te tenías que fiar de una persona para hacer un trabajo así sin más son historia, así que la tarea de contratar a un autónomo resulta mucho más segura.

Ahora tú debes decidir a quién prefieres contratar.

Puedes decir que este artículo está escrito desde una posición parcial ya que yo soy una de esas autónomas que se niega a ser explotada por agencias sin alma.

Pues sí no te voy a engañar.

Y que quede claro que hay agencias buenísimas que hacen trabajos de 10 porque pagan muy bien a sus colaboradores.

Son con esas agencias con las que yo trabajo.

 

4 Comments

    1. Muchas gracias Karla. Perdona por el retraso y de nuevo gracias por leer mi blog.

  1. Elena, se puede decir más alto, pero no más claro. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Eso sí, yo nada de autónoma. Yo soy freelance, que suena mejor. Aunque me salen gastos hasta debajo de las piedras, por lo que igual sí que soy autónoma… 😉

    1. Jajajaja, eso a ver si nos rebajan la cuota! Un abrazo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *